abril 21, 2008

"Cuando me meto este filete a la boca, Matrix le dice a mi cerebro que está bueno"

Aunque hay muchas cosas sobre las que me gustaría escribir en este momento (Mily entre ellas), por el momento reproduzco uno de los trabajos que presenté en el curso de Introducción al Ensayo que llevo este semestre.

El texto trata sobre la película "The Matrix", y explica críticamente algunas de las razones por las que esa cinta marcó un hito en su momento (y además, me fascina). A ver qué les parece.

"Lo último que dejó el siglo XX en materia de ciencia ficción vino detrás de la cara imperturbable y los anteojos oscuros de Keanu Reeves.

“The Matrix”, escrita y dirigida por los hermanos Larry y Andy Wachowski, fue estrenada en 1999, al mismo tiempo que la promocionada “La Guerra de las Galaxias: La Amenaza Fantasma”, de George Lucas. La costosa Amenaza Fantasma quedó como un millonario fiasco, mientras que la cinta de los Wachowski se convirtió instantáneamente en un clásico. ¿Por qué?

"En principio, la cinta se sustenta en la más tradicional de las historias conocidas por el hombre: la del héroe que emprende un viaje hacia lo desconocido. En el caso de The Matrix, el viaje es virtual: el héroe, un joven ordinario conocido con el nickname de “Neo”, es guiado por su mentor (de nombre clave “Morpheus”) en busca de la respuesta a una insistente pregunta: “¿Qué es Matrix?” La respuesta toma por sorpresa a Neo, y de paso, a todos los espectadores: Matrix es un programa informático creado por una civilización de máquinas, que mantiene a millones de seres humanos viviendo en una realidad virtual con el fin de obtener su energía. Morpheus informa a Neo que él es “El Elegido” que debe salvar lo que queda de la humanidad de la esclavitud de las máquinas.

"La idea de millones de seres humanos esclavizados bajo una realidad virtual respondía muy bien a las paranoias existenciales que surgieron al final del siglo XX. El cambio de milenio hizo que mucha gente buscara, una vez más y con mayor insistencia, el sentido de su existencia. Pero, ¿y si no tuviera ninguno? ¿Y si simplemente fuéramos esclavos de una fuerza mayor que nosotros, que succiona nuestra energía y nos obliga a existir en beneficio propio? ¿Se puede escapar de esa realidad, o estamos condenados a permanecer en ella? The Matrix convirtió esas inquietudes en una buena historia para la pantalla, y expresó así de alguna manera el sentir de su época.

"Por otro lado, la película es un resumen de todo lo fue la década de los 90 en materia de entretenimiento alternativo (o, como lo llaman algunos, “freak”). Empleó una estética "dark", en la que gafas oscuras y trajes negros de cuero acompañaban a la palidez cadavérica de los personajes, y sus rostros endurecidos. Mostró buena ciencia ficción, más que la fantasía futurista que proponían La Amenaza Fantasma y otras películas. Utilizó peleas al estilo oriental, siguiendo una tendencia de la época, pero llevándola hasta lo más alto. Y por último, mostró unos efectos especiales que marcaron época, como el famoso "tiempo-bala", imitado hasta la saciedad en cintas posteriores.

"Pocas cintas han mostrado tanto de una manera tan entretenida. Y, ciertamente, ninguna posterior al año 2000. Se observa cierta resignación en cuanto al sistema. Quizá esa sea la verdadera Matrix".


Como ven, se trata de algo muy elemental y básico. Aunque está hecho con mucho cariño de fan.

¿Y a ustedes, qué les parece?

2 comentarios:

Pedro Lopez N dijo...

Muy buena tu reseña primo, me pareció estar leyendo el artículo de alguna revista escrito por un profesional en la materia. El estilo también esta muy bueno, mis felicitaciones!.

Will dijo...

Gracias Pedro. Tu comentario me anima a seguir con esto de los blogs. Suerte.